¿SE PUEDEN PREVENIR LOS DESGARROS PERINEALES?

Hoy hablamos de un tema que nos preocupa a todas, y con razón, ya que los estudios estiman que 9 de cada 10 mujeres tendrán un desgarro perineal o episiotomía durante el parto. Aunque en muchos casos no se pueden prevenir, si que se conocen diferentes técnicas para reducir el riesgo y así minimizar las secuelas que pueden llegar a producir.

De esto trata el blog de hoy, pero primero vamos a esclarecer conceptos.

El perineo, es la zona entre la obertura de la vagina y el ano, y está fisiológicamente programado para distenderse y desgarrarse,  para dar paso a la cabeza y el cuerpo del bebé.

Los desgarros perineales se clasifican en 4 grados:

  • 1r grado: sólo afecta a la piel perineal
  • 2ndo grado: afecta a los músculos del perineo sin afectar esfínter anal
  • 3r grado:afecta al músculo perineal y al esfínter anal. Este se divide a su vez en 3 tipos, dependiendo de el grado afectación del esfínter anal 
  • 4rto grado: afecta todo el esfínter anal y la mucosa anal

Aunque los desgarros de 1r y 2ndo grado suelen cicatrizar muy bien, los de 3r y 4rto grado son más graves y pueden acarrear secuelas por un largo periodo de tiempo. Algunas de las secuelas las mencionamos a continuación:

  • Incontinencia anal (incidencia alta en los desgarros de 3r y 4rto grado, aunque con los años , y la mejora de la intervención para su reparación, este riesgo ha dismunuido)
  • Incontinencia urinaria (del 13 al 46% de las mujeres)
  • Dolor perineal crónico
  • Dispareunia (dolor al tener relaciones sexuales)

Los desgarros perineales son multifactoriales, pero se sabe que hay diferentes factores de riesgo (algunos modificables, otros no):

  • Posición de litotomía en el parto
  • Partos instrumentales (estudios apuntan a que los fórceps tienen más incidencia de desgarros de 3r y 4rto grado que la ventosa)
  • Bebés con alto peso al nacer (>4kg)
  • Maniobras de presión del fondo uterino (maniobra de kristeller)
  • Periodo expulsivo prolongado
  • Primiparidad (madres que tienen su primer bebé, el perineo suele ser menos elástico)
  • Se ha demostrado en estudios que mujeres de etnia Asiática tienen más riesgo de padecer grandes desgarros
  • La episiotomía puede incrementar el riesgo de grandes desgarros en partos vaginales sin instrumentos, pero se ha demostrado que tiene un factor protector y que disminuye los desgarros de 3r y 4rto grado en caso de partos instrumentados
  • Bebés con posición occipito posterior al nacer, puede incrementar el riesgo de grandes desgarros
  • Algunos estudios han demostrado que un índice de masa corporal bajo, puede aumentar el riesgo de desgarro

Los desgarros de 3r y 4rto grado tienen una incidencia del 2% en mujeres que han tenido bebés anteriormente,  y del 6% en casos de primíparas. En los últimos años han mejorado las técnicas de detección de este tipo de desgarro, y también mejorado las técnicas de reparación, por lo que las secuelas son mínimas en muchos casos.

Por lo tanto, ¿Cómo reducimos el riesgo?

POSICIONES EN EL MOMENTO DEL EXPULSIVO

Varios estudios han demostrado que adoptar posturas que alivian la presión en el perineo, reduce el riesgo de desgarro, por ejemplo posiciones como cuadrúpeda o decúbito lateral izquierdo. También la silla de partos.

                                                        

Taburete de partos

Sobre todo se recomienda evitar la litotomía (posición boca arriba y piernas en las perneras), ya que se ha demostrado que aumenta el riesgo de desgarro y aumenta el riesgo de episiotomía. 

La posición de cuclillas aumenta el riesgo de desgarro, igual que las posiciones verticales, por lo que se desaconsejan en primíparas. Pero,  hay que hacer hincapié, que son posturas muy recomendables durante el proceso de parto (pero menos recomendables en el expulsivo por el alto índice de desgarros), ya que la gravedad ayuda al descenso del bebé en el canal del parto. Una opción sería empezar el expulsivo en posiciones verticales o en cuclillas, y justo antes de que la cabeza del bebé empiece a coronar, optar por posiciones con menor índice de desgarro.

EL USO DE COMPRESAS CALIENTES EN EL PERIODO EXPULSIVO

Ya vimos en un post reciente que utilizar compresas calientes en el perineo durante el proceso expulsivo, reduce el riesgo de grandes desgarros. Si queremos aplicarlo en el parto, siempre comentarlo con la matrona o apuntarlo en el plan de parto.

TÉCNICA DE PROTECCIÓN DEL PERINEO CUANDO LA CABEZA ESTÉ CORONANDO

Esta técnica se llama protección perineal activa o ‘hands on’ y  consiste en que la matrona haga cierta presión en el perineo, y a su vez controle la salida de la cabeza del bebé, para que así se haga de forma lenta y controlada. Lo que 

La otra opción es practicar lo que se conoce como manejo perineal expectante o ‘hands poised’ que simplemente sería que la matrona tiene la mano preparada por si fuese necesario aplicar presión en el perineo. Esta técnica ha demostrado que puede disminuir el riesgo de isquemia (falta de irrigación sanguínea) en el perineo, por lo que podría disminuir el riesgo de desgarro en ciertos casos.

Hoy en día hay bastante controversia con qué método es mejor, y no hay estudios que digan que una es mejor que la otra en cuanto a reducir el riesgo de desgarro.

Algunos estudios concluyen que es el profesional que conjuntamente con la mujer decide qué método es mejor. Otros estudios recomiendan ‘hands on’ cuando hay un riesgo de desgarro alto.

MASAJE PERINEAL

El masaje perineal ha demostrado reducir el riesgo de desgarro y aumentar la incidencia de periné íntegro (sin desgarro).

Se puede empezar a hacer a partir de la semana 34-35 de gestación y consiste en introducir los dedos pulgares en la vagina  y realizar un movimiento vaivén presionando hacia abajo y hacia los lados hasta que notes una sensación de quemazón o escozor, para así mejorar la elasticidad y flexibilidad del perineo. Lo puede hacer una misma o la pareja si es más fácil.


Se recomienda utilizar un lubricante acuoso, o un aceite (de coco o de almendra) o con vitamina E para así ayudar a la lubricación y que la técnica sea más agradable. No tiene que doler. 

Se contraindica si hay infección vaginal activa o de repetición.

REFERENCIAS:

https://www.rcog.org.uk/en/patients/patient-leaflets/perineal-tears-during-childbirth/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: